Reformas Integrales Madrid

Reformas Integrales Madrid

Si estás pensando en realizar una reforma integral de tu vivienda o local has llegado al lugar adecuado. En Reformas Castro somos especialistas en reformas integrales. ¡Operamos en toda la Comunidad de Madrid!
reformas integrales madrid

Reformas integrales Madrid

Conviene saber a quién recurrir cuando hay que afrontar una obra. Más aún, en caso de que las reformas puedan comprometer algunos elementos estructurales. Para realizar reformas integrales en Madrid, es importante contar con una empresa de confianza como la nuestra, Reformas Castro. 

Tanto si requiere de nuestros servicios para reformar una vivienda como para reformar un local comercial, disponemos de todo lo necesario. Y con más de veinte años de experiencia. 

Para poder garantizarle un trabajo de calidad, no obstante, es necesario que tanto ustedes como nosotros sepamos de qué estamos hablando.

Reformas integrales en Madrid

Lo primero a lo que tenemos que responder es en qué consiste una reforma integral y en qué se diferencia de las reformas parciales, de las que también se ocupa nuestra empresa. 

Una reforma parcial es aquella que puede llevarse a cabo exclusivamente en un sólo emplazamiento dentro de un habitáculo mayor. Este tipo de obras no han de interferir en su vida cotidiana o laboral como cliente. Generalmente, el carácter de estas reformas establece una mínima invasividad hacia los elementos estructurales. Son reformas parciales las reformas de baños, de cocinas o de habitaciones independientes de un local comercial. 

Las reformas integrales, por el contrario, se ocupan de todo el lugar, no solo del acomodo interior del inmueble. Estudiamos el inmueble y el edificio en que está emplazado para saber qué se puede y qué no se puede realizar. Además, no se trabaja todo el lugar al mismo tiempo; generalmente, se llevan a cabo siguiendo un protocolo organizado. 

Lo primero que debe hacer es consultar un presupuesto. Esto lo puede hacer rellenando un formulario, por teléfono, correo electrónico e, incluso, por whastapp. Nosotros contamos con todas las vías de comunicación. Además, en Reformas Castro, le aconsejamos tener al menos tres presupuestos diferentes para asegurar un ajuste al valor de mercado adecuado. 

Lo segundo a realizar es que obtenga las características del edificio y del habitáculo. Es decir, descifrar qué paredes necesitan refuerzos, detectar grietas, si hay que sustituir materiales, poner contrafuertes e, incluso, reforzar los cimientos. Aventurarse a reformar sin conocer el estado del habitáculo es muy poco profesional y puede conllevar resultados desastrosos. Para ello, se envían equipos de expertos y se analizan los mapas de construcción. 

Después, es necesario obtener una licencia para llevar a cabo este tipo de obras. En Reformas Castro nos ocupamos también de esto para librarlos a ustedes del engorro. Como llevamos veinte años trabajando en este campo, conocemos los tiempos de espera, los requerimientos y la forma de realizar los trámites. 

No son iguales las licencias en el centro de Madrid que en las ciudades de la periferia. Por ejemplo, en Madrid, si no se va a tirar ningún tabique, lo que se denomina obra menor, la obra sólo debe contar con la licencia para el contenedor de desperdicios. Sin embargo, en muchas localidades de alrededor, es necesaria la licencia del contenedor y una licencia para la propia obra. 

Posteriormente, el protocolo varía dependiendo del lugar a trabajar. Porque no es igual el desarrollo en una vivienda que en un local comercial, ni afecta de la misma manera a sus habitantes. 

Reformas integrales de viviendas

Son las reformas integrales en Madrid más frecuentes. Incluyen cualquier tipo de vivienda, ya sean casas individuales, pisos, adosados, y todas las reparaciones necesarias: electricidad, fontanería, alicatados, puertas, tarima, pintura. Cada tipo de vivienda ofrece diferentes retos, de acuerdo con las características de la misma. 

Pisos. El principal desafío de un piso es la integración con los vecinos. Aunque técnicamente no es necesario el permiso para realizar las reformas, comunicarlo al vecindario le ayudará en la posterior convivencia. En el caso de que se vaya a manipular elementos estructurales, obra mayor, o en el caso de que vaya a modificarse la apariencia de la fachada sí es necesario que cuente con el permiso de la comunidad. 

Para un piso de pequeño a mediano tamaño, el tiempo de la reforma va desde un mínimo de seis semanas hasta los ocho meses. El tiempo depende del número de trabajadores implicados y, en este caso, las prisas no son buenas consejeras. No obstante, pueden dejar este punto estipulado en el contrato para ahorrarse sorpresas inesperadas. 

Casas unifamiliares. Es más sencillo realizar reformas estructurales, puesto que no se necesita el convenio con los otros miembros de la comunidad. De esta forma, se pueden abordar errores de fondo en el edificio, como cimientos, contrafuertes, de una forma más rápida. Sólo es necesario informarse adecuadamente de a qué municipio corresponde el suelo sobre el que se está trabajando. En cuanto a la duración de la obra, igualmente, depende del tamaño de la casa y del número de trabajadores implicados. Un mínimo de dos meses hasta un máximo de ocho son cifras normales. 

En las viviendas, en general, suele realizarse la reforma siguiendo un orden establecido. El primer lugar a reformar es la cocina. De esta manera, el fabricante de los nuevos muebles contará con tiempo suficiente para realizarlos a la medida requerida. Asimismo, para trabajar la fontanería en un único esfuerzo, es aconsejable realizar la reforma del baño al mismo tiempo. Después, se puede instalar el piso del resto de la vivienda. Este paso depende de si prefiere colocar azulejos o tarima. Si opta por azulejos, se pintaría después, si, en cambio, prefiere tarima, primero se acaban las paredes. Por último, se instalan las puertas. 

Como se ha dejado entrever, es muy importante la elección de los materiales y la procedencia de los mismos. Para cubrir el suelo, se puede elegir desde azulejos clásicos, pasando azulejos porcelánicos endurecidos hasta los azulejos rectificados. El primero, suele usarse en baños mientras que el porcelánico se usa en la cocina. Los rectificados, que también pueden estar endurecidos, dan la apariencia de mármol o granito y pueden usarse en toda la casa. También hay que pensar en si se requerirá parquet o toda la casa será azulejo, puertas correderas o abatibles, los grifos y sanitarios a instalar… En Reformas Castro, sólo compramos las mejores marcas y a los proveedores más fiables. 

De acuerdo con los materiales y el tamaño del inmueble, varía el precio. Por un metro cuadrado reformado, se pueden encontrar costos en el mercado que van desde los 200 euros hasta los 800. Ha de tener en cuenta que en este presupuesto pueden ir o no incluidos los materiales, por lo que le conviene estar avizor para evitar engaños que disparen su presupuesto. Para un piso de mediano tamaño, de unos noventa metros cuadrados, el presupuesto normal está en torno a los 45.000 euros por la reforma integral.

Reformas integrales de locales comerciales

Otro tipo de reformas integrales en Madrid que se acometen con cierta frecuencia son las de los locales comerciales. Generalmente, se llevan a cabo cuando se quiere iniciar un negocio en un local que estaba destinado a otro uso o cuando se quiere llevar a cabo una reforma de imagen. 

Lo primero, aunque esto le corresponde a ustedes como emprendedores, es analizar si el espacio es adecuado para el tipo de negocio que se quiere instalar y hacer un estudio de mercado. De esta forma, se puede escoger si el local será abierto o cerrado. También se ha de considerar si el lugar donde se va a reforma requiere tener cerca alguna fuente de agua. 

O, en el caso de que el negocio esté instalado en la fachada de un edificio, si se requiere el permiso de la comunidad de vecinos por el probable cambio de apariencia. Una vez que ha establecido el lugar de negocio y ha concretado estas condiciones, comienza la reforma. 

Igual que en el caso de la vivienda, un buen punto de partida es solicitar presupuestos. Un mínimo de tres debería bastar para conocer el estado del mercado. Como aproximación, el precio medio de la reforma de un local comercial de tamaño mediano es de unos 22000 euros, con un máximo de 50000. Sin embargo, esto puede variar de forma radical de acuerdo con los materiales que requiera. 

El reto que supone la reforma de un local suele depende mucho del tipo de comercio o servicio que se vaya a instalar en él. Una obra común es variar el espacio disponible entre los almacenes y la zona de trabajo. Esto, generalmente, conlleva el derribo de tabiques y, por lo tanto, requiere licencias dependiendo de la localidad. 

Si el local requiere de instalaciones mayores de electricidad y de fontanería, como en el caso de las consultas dentales o de pequeños laboratorios, serán igualmente necesarias y los tiempos de entrega pueden dilatarse. Si sólo se pretende realicatar suelos, instalar parquet, no se diferencia de una obra casera. No obstante, el tiempo de obra en un local, ya que no suele usarse al mismo tiempo que se está arreglando, suele ser menor que en una casa. 

 

En Reformas Castro nos comprometemos a llevar el mejor servicio de reformas integrales en Madrid al mejor precio. Nuestro compromiso es la calidad. Somos expertos en reformas integrales en Madrid y proporcionamos el mejor asesoramiento en función de las necesidades y presupuesto.