El Bidé En Las Reformas De Baños: ¿Lo Mantenemos O Eliminamos?

37
El Bidé En Las Reformas De Baños: ¿Lo Mantenemos O Eliminamos?

En todas las reformas de baños es el eterno dilema: ¿eliminamos el bidé o lo mantenemos? Este elemento es completamente eliminado en muchos baños, pero muchas personas apuestan por él no solo manteniéndolo, sino también pidiendo la instalación de este sanitario en su cuarto de baño.

Lo que está claro es que, colocar o no el bidé en el baño, es una decisión de cada propietario. Todas las personas, incluso dentro de una familia, le pueden dar un uso diferente. Llegados a este punto, ¿cuál es su utilidad? ¿Cuáles son sus ventajas o desventajas? A continuación, te desgranamos toda la información al detalle. Queremos ayudarte a tomar una decisión.

Reformas de baños: la utilidad de un bidé

El bidé, normalmente, se coloca junto al váter, puesto que su función principal es la de sustituir al papel higiénico. No obstante, muchas personas optan por eliminarlo, ya que prefieren un ahorro de espacio y apostar por el papel higiénico.

Muchas familias, eso sí, valoran este sanitario a la hora de lavar las partes más íntimas de su cuerpo. Además, puede ser útil para lavarse el pelo sin necesidad de entrar a la bañera o la ducha. Incluso, en otros casos, se puede usar como bañera para los recién nacidos. Fuera de la higiene corporal, puede ser utilizado para lavar prendas delicadas.

Las ventajas y desventajas del bidé

Es el eterno debate en las reformas de baños Madrid: ¿cuáles son los beneficios del bidé? ¿Cuáles sus desventajas? Te las contamos.

Una de sus principales ventajas es su practicidad. Además de ser tremendamente útil en la higiene íntima, puede servir para otro tipo de lavados, como comentamos anteriormente. No obstante, la mayor desventaja que esgrimen muchas personas es el elevado espacio que ocupa en los cuartos de baño, especialmente y como es lógico, en los más pequeños.

Pese a que sí existen algunas desventajas, cabe señalar que el bidé proporciona un plus en la limpieza que el papel no nos da, especialmente en el caso de las mujeres. El uso del bidé, además, potencia el ahorro de agua.

Ante todas estas dudas sobre su utilidad, la opción que en los últimos años está teniendo un gran éxito es la de incorporar el bidé dentro de la ducha. Incluso se apuesta por los lavabos dobles. De este modo, no se renuncia a este sanitario y además se ahorra el espacio (la desventaja más señalada para no apostar por él).

Por último, muchas familias deciden no incorporar este sanitario simplemente por estética: un bidé recuerda a los baños antiguos, por lo que se ve como un elemento del pasado.

El bidé: ¿sí o no?

Cada familia tiene necesidades y gustos diferentes. Instalar o no el bidé en el cuarto de baño es algo personal y subjetivo que cada particular debe valorar. Este sanitario elimina espacio, pero a la par puede ser elevadamente útil para el día a día. Ambas opciones deben ser tenidas en cuenta.

Si te has acostumbrado a contar con el bidé, te recomendamos su mantenimiento e instalación. Si nunca lo has tenido ni disfrutado, quizá no lo desees. Independientemente del caso, las empresas de reformas aceptamos cualquier idea, sugerencia o exigencia respecto a este elemento para el cuarto de baño. Por este motivo, no debes preocuparte: podemos asesorarte si tienes dudas sobre el bidé, aunque siempre la última palabra o decisión debe ser la tuya.

En las reformas de baños, el bidé es la gran duda: ¿lo eliminamos? ¿Lo Mantenemos? ¿Lo integramos en el lavabo o en el interior de la ducha? Sea cual sea tu decisión, recuerda que podemos ayudarte desde Reformas Castro. Atendemos todas tus exigencias o necesidades.

54321
(0 votes. Average 0 of 5)